miércoles, 8 de julio de 2015

Reseña: Ácido Sulfurico de Amélie Nothomb



Los que se encargan de elegir los programas que se emiten por televisión dicen basar sus decisiones en lo que el público quiere. Si se emite extra de violencia o morbo  se utiliza dicha reflexión para mantener o promocionar dicho contenido ante la audiencia. ¿Existen limites? ¿Quienes los fijaría en caso de ser necesario ¿la audiencia (según los productores culpables de verlo y convertirlo en viral) o los productores (según la audiencia culpables de permitir dicho contenido y de no convertirse en el filtro moral)

Sobre esta idea gira esta novela de Amelie Nothomb pero como siempre hace, llevándonos a la parte más impensable.

"Concentración" es un reality de televisión que recrea de forma real un campo de concentración al más puro estilo nazi, en el que son recluidas personas al azar y obligadas a pasar esa extrema y cruel situación frente a las cámaras. Soldados reales y tiranos también son escogidos tras numerosos casting para ser los "cuidadores" y verdugos de los "participantes". Todo es real el hambre, el dolor, la muerte. Aunque la novela tienes dos personajes principales, que son una de los soldados y una de las victimas: nos ofrece un interesante abanico de las personas que allí se encuentran y algunas de las situaciones que provocan, nos habla de la necesidad de tener un líder, de la presión, de la responsabilidad, del egoísmo...

Sinceramente es una novela de Amelie Nothomb ,desde mi punto de vista, distinta. Es la propia situación en si la que es irónica y cruel y no su narración ,como suele ocurrir en otras de sus novelas. Incluso me atrevería a decir que el final es muy poco Amelie Nothomb y creo que de alguna forma es su forma de respetar a las victimas reales, las que si existieron en la segunda guerra mundial.

Y sobre todo quiere hacernos reflexionar sobre la hipocresía de productora-audiencia. Unos por no parar y otros por ,lo que por otra parte, tampoco deberían haber apoyado. La eterna frase de "que vergüenza esto no debería verlo nadie" y sin embargo se lleva el indice de audiencia al primer puesto. El: " solo voy a verlo porque todo el mundo habla de ello". En general vuelve a hablarnos de hasta donde puede llegar el ser humano para bien y para mal. Es inevitable reflexionar en que bando estaríamos nosotros, puesto que lo que quiere demostrar aquí es que ser espectador también es ser cómplice.

Las más sorprendente es que no te esta hablando de un mundo distópico sino de un mundo como el que conocemos al que se le ofrece un nuevo programa de televisión, una barbarie que poder ver a través del televisor como si volviéramos a la antigua roma. Paso una vez ¿podría volver a hacer eso el gran público? Como digo: hace pensar.

Después de leerla, la observe durante un rato pensando " eres la mas diferente de todo lo que he leído de Amelie y sin embargo me estoy debatiendo en que se convierta en mi favorita precisamente por ello" Pero luego me acordé del impacto que tuvo en mi "La cosmética del enemigo" y se me hace imposible quitarle el puesto. Pero lo irrevocable es que están por motivos muy opuestos en lo mejorcito de mi opinión, respecto a esta mujer.

No se si puedo ser objetiva porque es una de mis escritoras preferidas de todos los tiempos, pero he disfrutado mucho de que me siga sorprendiendo esta vez incluso a otros niveles por si ser, si cabe aun más distinta de las demás.






2 comentarios:

  1. Me encanta este libro, un planteamiento muy interesante =)
    Es una autora que me gusta muchísimo.

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Leí un libro de esta mujer y tengo pendiente más, me apunto este sin duda!

    Besos

    ResponderEliminar

Si quieres regalarme una sonrisa ¡ Coméntame! Es gratis