viernes, 27 de marzo de 2015

Reseña: Cuando Dios era un conejo


Sinopsis… 

Aunque a algunos les pueda parecer un poco blasfemo, la novela no va de eso, simplemente es la forma de representar la inocencia de la protagonista cuando es una niña, uno de los muchos recuerdos que nos cuenta es cuando su hermano le regala un conejo y ella a sus cuatro años decide llamarlo así. 

Y sobre todo habla de los recuerdos de su infancia cuando es mayor, al recordar su vida... cuando Dios era un conejo. 

Como llegó a mis manos… 

Vi este libro por primera vez en el Fnac allá por el 2011, me encantó su preciosa portada y lo abrí por curiosidad: cincuenta páginas más tarde, me di cuenta de que me había hecho sonreír y reír a carcajadas y de que ese libro tenía que ser mío. Pero no fue hasta febrero de 2012 cuando por fin cayó a mis manos (en un sorteo me tocaron 50 euros para gastar en la fnac y sabía que tenía que incluir este libro en el lote de compra). Pero, durante estos tres años a pesar de que me miraba con sus destellos azules desde la estantería, no lo había leído hasta ahora. Y allá va mi opinión. 

Lo que opino después de su lectura... 

Elegí cogerlo como lectura este mes, porque recordaba que me había hecho reír y que tenía una sensibilidad especial, pero…el talento de esta mujer tiene un doble filo. 

El periodico "The Globe and mail" escribió sobre ella: “Algunos libros te tocan la fibra sensible y otros te arrastran con la fuerza de un huracán. Cuando Dios era un conejo, entra en la segunda categoría."

Y realmente es así: aunque utiliza frases cortas, explica tan bien los sentimientos de los personajes, que te hace sentir como ellos. Mi “problema” radica ahí, la novela conforme va avanzando tiene un aura de tristeza que se te pega de lo bien plasmada que está y no me apetecía tristeza. Pero el doble filo es que conseguir eso demuestra un gran talento, además de que escribe de una forma maravillosa, sin dejar pistas de que solo es su primera novela. 

Esta novela es como un golpe con silenciador. Es parecida a esa sensación de estar en una habitación en la que alguien dice algo incómodo o políticamente incorrecto: todos se quedan en silencio,pero todos saben que lo que se ha dicho es verdad. 

Otra de sus virtudes es que los capítulos son cortos y muchas veces los narra de forma que no sabes exactamente qué ha ocurrido hasta que llegas al final del capítulo. Una herramienta muy arriesgada pero que esta mujer utiliza a la perfección. 

La única pega como os digo es que escribe tan bien que entristece, no por que ocurran todo el rato grandes desgraciadas si no por su estilo que va directo al corazón como una bala.

Os dejo con el book trailer que es una autentica maravilla y plasma muy bien su esencia sin hacer spoilers



"Sabía que volverías conmigo - le dije.
Me puse de cuclillas y me acerqué a él, pero enseguida retrocedió. De repente lo comprendí. éste era el pacto, el mismo que había hecho mi hermano: estoy aquí, pero no soy tuyo. El conejo se fue dando saltos hacia el bosque, y desapareció tan deprisa como un sueño interrumpido." 
(Pag. 158) 

1 comentario:

Si quieres regalarme una sonrisa ¡ Coméntame! Es gratis