miércoles, 28 de enero de 2015

Reseña: Novela de ajedrez de Stefan Zweig


Esta historia empieza en un crucero en el que el autor nos cuenta que encontró a bordo al campeón mundial de ajedrez: Mirlo Czentoviz. Dicho campeón, nos cuenta Zweig, tuvo unos inicios muy humildes, acompañados de una personalidad completamente asocial, aun así se descubrió su peculiar e insuperable forma de jugar por pura casualidad.

Zweig empieza a sentir curiosidad por dicho personaje, que es especialmente escurridizo con todo aquello que no sea un tablero de ajedrez, y logra encontrar el modo de atraerlo: una partida de ajedrez.

“un juego tan impar y tan genial debía producir sus maestros específicos” pág 12

Pero al plantear la partida, un nuevo personaje entrará en escena, alguien con el que el campeón mundial no contaba.  ¿Quién ese hombre? ¿Qué le llevo a ser un candidato digno de Cwetovic? Protagonista también de una, no menos peculiar historia,

“el atractivo del ajedrez descansa únicamente en el hecho de que su estrategia se desarrolla de distinto modo en dos cerebros” (pag 37)

No es necesario tener conocimientos de ajedrez para leer esta novela, el propio narrador dice no tenerlos y ser un mero espectador, que es lo que somos nosotros como lectores. Se centra más bien en ese idea de contrincantes, de la historia que tiene cada uno detrás y de cómo esas historias les han hecho ser quien son.

Algunos datos curiosos que también encontrareis en Wikipedia:

Esta la última novela de este escritor austriaco La escribió poco antes de su suicidio (el 22 de febrero de 1942) y fue publicada de forma póstuma en 1944.

Y si es cierto que al leer ciertos pensamientos de alguno de sus protagonistas hay un aura triste como atormentada y quizás cierto halo de despedida. Una verdadera pena puesto que era un escritor de novela corta maravilloso.


En 1960 Gerd Oswald adaptó para la pantalla Schachnovelle, tomada del texto de Zweig. El actor Mario Adorf interpreta a Czentovič mientras Curd Jürgens interpreta al Dr. B.3.

Por si algún curioso se quiere animar, os dejo el link de You Tube a la película completa (pero ojo ¡esta en aleman!)


Incluso el músico Cristóbal Halffter compuso una ópera sobre esta obra de Zweig.

Para mi es una pena que no hay más información accesible en la red en español sobre esta novela y este gran escritor, pero aun así tengo como meta leer todas sus novelas cortas (más de treinta)  ya llevo dos con esta, así que poquito a poco lo lograré.





2 comentarios:

  1. Stefan Zweig es una maravilla de escritor, él e Irène Némirovsky son los reyes de la novela corta.
    Espero que disfrutes mucho del resto de sus novelas ;)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Me encantó, lo disfruté mucho, como siempre que leo al autor =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Si quieres regalarme una sonrisa ¡ Coméntame! Es gratis