sábado, 8 de junio de 2013

Reseña El castillo soñado- Dodie Smith


Instalada en un destartalado castillo rodeado de abundante naturaleza, los días transcurren sin demasiadas sorpresas en la vida de Cassandra Mortmain. A sus diecisiete años, su familia no es precisamente una fuente de diversión: su padre es escritor, pero no escribe; su madrastra, bohemia y musa de artistas, sueña con tiempos pasados; su bella hermana Rose muestra una preocupante tendencia a la melancolía; y a su hermano Thomas no le ven el pelo. Sin embargo, un buen día, la tranquila existencia de Cassandra se ve alterada con la llegada de los Cotton, una familia norteamericana que ha heredado el ruinoso edificio. Esta desconcertante aparición trae consigo un generoso aire de energía y vitalidad que cambiará radicalmente el destino de los Mortmain. Y en especial el de las dos hermanas, que tendrán la ocasión de descubrir la amistad, el amor y, sobre todo, el largo y bonito, aunque a veces doloroso, camino hacia la madurez.


 


No se puede empezar a hablar de este libro sin mencionar a su principal protagonista y narradora: Casandra.  Nos introduce en la historia de la mano de su propio diario en los que nos va narrando su día a día y los cambios que están a punto de llegar a sus vidas.

Vive junto a su familia en un castillo destartalado, enfrentándose a una vida muy austera, preocupados por lo poco que ya les queda de valor. El carácter jovial y desenfadado de Casandra con que se enfrenta a tales adversidades nos recuerda a un poco a Jo de ”Mujercitas” pero no como una copia sino como una versión con personalidad propia.


El padre de Casandra es un escritor, que se hizo muy famoso con su primera novela, no ha vuelto ha escribir y lleva una vida de ermitaño en la barbacana.
La madrastra (en este caso buena) es todo un personaje bohemio y peculiar.
La hermana solo vive para encontrar alguien con quien casarse y salir cuanto antes de lo que ella considera (con exagerado dramatismo) una extrema pobreza.



Sus cotidianas y anodinas vidas dan un vuelco cuando llegan los nuevos vecinos: los Cotton.

Lo mejor del libro son, sin lugar a dudas, los monólogos interiores de Casandra sobre lo que va viviendo, su visión de las cosas es muy refrescante y amena aunque hay que reconocer que algunas de sus decisiones me parecieron un tanto precipitadas e inconscientes. Aunque tambien es cierto que hacia al final hace unos giros de argumento que no esperaba para nada (dificil en mi^^) y eso es de agradecer.

A pesar de que me encapriche de uno de los personajes secundarios y sabía que no se iban a conceder mis deseos sobre el susodicho, me quedo con momentos inolvidables y reflexiones que me calaron hondo, es una autora que me he alegrado de descubrir y de la que no descarto leer otro de sus libros. Por cierto, hay adaptación cinematográfica en cuanto la vea os diré algo^^.


Una novela con tintes victorianos, una narradora al más puro estilo de Mujercitas, en conjunto: se convierte en un clásico muy ameno y muy cercano.





2 comentarios:

  1. Pues parece un libro muy bonito tal y como lo describes, seguro que me lo leeré :)
    Ya dirás si hay peli ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues creo que me gustaría!
    Me lo apunto!

    Besotes

    ResponderEliminar

Si quieres regalarme una sonrisa ¡ Coméntame! Es gratis