lunes, 4 de febrero de 2013

Recorriendo librerias- ¡los quiero!


Hoy os traigo una nueva entrega de la sección “Recorriendo librerías” que no es otra cosa,que la recopilación de libros que me llaman la atención en mis paseos por la librería y que me gusta compartir con vosotros a golpe de foto. En esta ocasión los tres elegidos son mis actuales deseos más inmediatos, tienen que estar en mi estantería, en cuanto llegue dinero suficiente a mis bolsillos pienso hacerme con ellos.
Aquí los teneis:

Siempre hemos vivido en el castillo- Shirley Jackson



«Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto.» Con estas palabras se presenta Merricat, la protagonista de Siempre hemos vivido en el castillo, que lleva una vida solitaria en una gran casa apartada del pueblo. Allí pasa las horas recluida con su bella hermana mayor y su anciano tío Julian, que va en silla de ruedas y escribe y reescribe sus memorias. La buena cocina, la jardinería y el gato Jonas concentran la atención de las jóvenes. En el hogar de los Blackwood los días discurrirían apacibles si no fuera porque los otros miembros de la familia murieron envenenados allí mismo, en el comedor, seis años atrás.




«Quiero ser mala. ¿Por qué no? Mi vida es aburridísima.
 Es de noche, todavía es temprano para acostarse pero demasiado tarde para estar fuera, y ellos dos leyendo, moviendo los ojos como la luz interior de una fotocopiadora. Esta noche, cuando metía los platos en el lavavajillas, he roto un plato. He dicho lo siento mamá me ha resbalado. Pero no me había resbalado, soy así a veces, y quiero ser peor.» Mathilda tiene trece años y contempla el mundo de una forma especial. Sobre todo es incapaz de apartar la mirada de aquellas situaciones que todos quieren ignorar. Con el deseo de descifrar qué se esconde detrás de todo y tal vez no compartirlo, a modo de indagación policial, emprende un viaje de iniciación hacia la edad adulta, intentando construir un mundo a la medida de sus deseos: «La verdad es que no quiero acabar como papá y mamá. En una casa con libros de polvo y de la que ha desaparecido todo el amor. Quiero algo más, pero todavía no se han inventado las palabras.


¿Recordáis a aquel cantante llamado Cuchi Cuchi, el niño prodigio que triunfó en España y en América del Sur durante los años sesenta y setenta?
Nosotros tampoco.

Si quereis saber más sobre este curioso libro, lo encontrareis aquí


En definitiva y resumiendo:


¿Y a vosotros?
¿Que os parecen?

8 comentarios:

  1. Pues no los conocía, y tampoco me llaman mucho... pero si los consigues y haces reseña a lo mejor me convences :P

    ResponderEliminar
  2. Jo pues no conocía ninguno...pero el segundo me ha dado mucha curiosidad. Ojalá lo consigas!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Tampoco conocía ninguno. Así que que como Jon Nieve, esperaré reseñas si los consigues :)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues yo ni los conocía ni me llaman :S
    Besos

    ResponderEliminar
  5. jajaja No los conocía pero estaré a la espera de que los consigas y nos cuentas que tal :D

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Guau!! Que descubrimientos! Quiero los dos primeros! *.*

    ResponderEliminar
  7. No me llama ninguno, pero espero que los consigas pronto!
    Besotes guapi

    ResponderEliminar
  8. Me ha llamado la atención el segundo, Un mundo para Mathila y el primero también parece curioso.

    ResponderEliminar

Si quieres regalarme una sonrisa ¡ Coméntame! Es gratis