lunes, 18 de junio de 2012

11 capítulo de "AL FINAL DE LA COLINA"



Paso un buen rato hasta que se aseguró de aquel hombre no volvería. Cuando el cielo empezó a dar señales de oscurecer, finalmente salió de su escondite. Mientras caminaba de vuelta a casa, se dio cuenta de que su rostro se le había grabado a fuego en el cerebro y que no podía dejar de pensar en que hubiera ocurrido si la hubiese descubierto. Era consciente de que ella también había allanado aquel lugar sin permiso y de que el hecho de haberse llevado aquella cajita también la convertía, pero la diferencia estaba en que a aquel hombre no lo movía la curiosidad, había venido con un objetivo claro.  

La noche ya había caído sobre sus pasos y las nubes le parecían más negras que nunca, un relámpago en el horizonte se adelanto al ruido del trueno que le provoco un vuelco al corazón. Nunca había caminado de noche por aquel bosque, el cual de día parecia tan alegre y cobrizo. Ahora los arboles parecían garras rabiando hacia el cielo y oía toda clase de ruidillos que la hacían girarse asustada a cada paso. Solo unos minutos más y llegaré a casa.-se repetía una y otra vez-. Pero la luz de la luna en el cielo no era suficiente y constantemente tenía la sensación de estar desviándose del camino, le horrorizaba la idea de perderse. 

Entonces algo resonó cerca, era un carruaje que se acercaba, ¿y si era el aquel hombre? Con el miedo latiéndole fuertemente en la venas decidió esconderse entre los árboles, una de ellos tenía un hueco enorme y decidió meterse. Craso error, al meter una de las piernas una bandada de ser aladas salió del árbol haciéndola gritar sin poder evitarlo. Murciélagos. Asqueroso y negros murciélagos que alzaron el vuelo ruidosamente dejándola al descubierto. El cochero había parado y una capa negra se acercaba deprisa hacia ella. Sin pensárselo dos veces lo golpeo con fuerza con su sombrilla en las costillas y echo a correr.

-Señorita Leonor ¡espere!.-se oyó a sus espadas.
La voz le era familiar, tanto, que se detuvo y miro atrás.
-Señorita Leonor, soy yo ,Daniel, el hermano de Dalia. Siento mucho haberla asustado.
¡Daniel! ¡Qué vergüenza! En ese momento deseo ser uno de aquellos asquerosos murciélagos para poder salir volando.
-Dios mío, lo siento muchísimo, pensaba que era…un merodeador.
-Si, lo he notado en las costillas. Todo un acierto ir armada.-dijo  Daniel señalando su sombrilla.
Ella sonrió.
-¿Le he hecho daño?
-Tranquila el dolor me hace sentir seguridad por usted, sabe defenderse.
-Bueno he creído que tenía que resarcir mi honor después de ese grito de niña que he pegado cuando unos murciélagos se me han echado encima.
-¿Qué hace usted por aquí sola tan tarde? ¿Buscando aventuras quizás?
-Algo así.-dijo ella.
En aquel instante la tormenta empezó a descargar sobre ellos.
-Vamos la llevaré a casa o la aventura le traerá un gripe de las gordas.
La ayudo a subir al carruaje
-Me encantaría hacerle compañía pero soy el cochero.-dijo sonriendo mientras se ponía bien el sombrero.- Enseguida estará en casa.
Tenía razón a pesar de la fiereza de la tormenta y el camino lleno de pedregales, enseguida vislumbro su casa.
-¿Lo ve? Se lo dije, no hemos tardado nada. No es por vanagloriarme pero estos caballos son los mejores de toda la región.
-Entonces tendré que darles las gracias a ellos.
El sonrió de medio lado y la ayudo a bajarse.
-¿Siempre tiene el coche y la pose para rescatar a damiselas en apuros?
-Casi todo el tiempo pero,  usted no es una damisela en apuros es una aventurera ¿verdad?
No la dejó contestar sino que añadió:
-No quiero entretenerla,  en su casa deben estar preocupados por usted. Cuídese señorita Leonor.
A Leonor solo le dio tiempo a soltar un “gracias” antes de que volviera a desaparecer montado en el carruaje. Se dio cuenta de que le hubiera encantado que se quedara un ratito más.

 CONTINUARA


Clickad en la siguiente imagen
si quereis acceder a los anteriores capitulos

4 comentarios:

  1. Me gustó el capítulo... pero me pareció cortito... (Dolly Gerasol)

    ResponderEliminar
  2. Me sigue gustando igual... ¡sigue así!

    ResponderEliminar
  3. Este chico me tiene descolocada... es raro que aparezca en el momento oportuno :S
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  4. Casi me pierdo el de esta semana ^^

    ResponderEliminar

Si quieres regalarme una sonrisa ¡ Coméntame! Es gratis