lunes, 11 de junio de 2012

10 capitulo de "AL FINAL DE LA COLINA"





Leonor dejo la carta de nuevo en la mesa al escuchar un ruido afuera. Con sigilo se asomó a la ventana y comprobó asustada que se trataba de un coche de caballos que había aparcado en la mismisima puerta. El cochero vestido con una capa y un sombrero oscuros se bajó y se dirigió a la puerta. Iba a entrar. Leonor se puso nerviosa, no había salida desde la segunda planta, si aquel hombre subía las escaleras estaba perdida. Se quito los zapatos para no hacer ruido y se metió en el armario ropero desde donde podía ver la puerta y el pasillo. Mientras aguantaba la respiración y el miedo escuchó como el desconocido deambulaba por la planta baja. 

Primero pensó que podía tratarse de un ladrón pero iba bien vestido, además, ¿quien querría robar en una casa vieja y abandonada? Por lo que ella sabía no había joyas, solo muebles viejos, vajillas carcomidas y telas sin mucho valor. 

Pudo oír cómo el hombre descolgaba todos y cada uno de los cuadros de la planta baja. Estaba segura de que buscaba la caja fuerte de madera. A los pocos minutos le oyó maldecir entre dientes seguramente por la frustración de hallarla vacía. 

Entonces el corazón empezó a latirle deprisa al escucharlo correr y subir deprisa por las escaleras. Empezó abrir las puertas de las habitaciones una a una. Leonor con el acelerado pulso martilleándole las sienes empezó a rezar todas las oraciones que se sabía, rogando que no la hallara agazapada en su escondite. Cuando le llego el turno a su habitación, ella pudo ver su rostro cuadrado, unas profundas arrugas cortandole la piel y sus ojos oscuros echando un breve vistazo al interior de la habitación desde la puerta y volviendo a salir al pasillo. Leonor sintió un alivio impagable al verlo salir y dirigirse por el pasillo en dirección a la sala del gramófono. Al cabo de unos segundos que le parecieron eternos  la enigmática canción empezó a sonar, al misterioso  intruso le bastaron solo un par de acordes para volver a salir de nuevo al pasillo con el disco entre sus brazos.

Con la misma rapidez con la que había llegado se marchó increpando a los caballos a que fueran más deprisa. Leonor tardó en salir de su escondite preguntándose quién era aquel hombre  y que valor podía tener aquella melodia para robarla,despues de tantos años.

 CONTINUARA...


 Clickando en la siguiente imagen
 encontrareis los capítulos anteriores

4 comentarios:

  1. ñé. Y yo que me la estaba leyendo, pero entre pitos y flautas no te he visitado U.U
    A ver si después de los exámenes sigo.

    ResponderEliminar
  2. Yo sigo al día con tu historia ^^
    Sigue muy interesante :)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Jooo, que cortito :(
    A ver si la semana que viene se pone más interesante.
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  4. No he comentado porque estaba superenganchado... me ha gustado mucho hasta donde he leído, aunque ahora no puedo esperar XD Cada vez se pone más interesante, y, por cierto, ¿hay muchos personajes, no? Me ha dado esta sensación... es que ha cada parte que leía aparecía uno nuevo XD Espero que la continues porque vale la pena :)

    ResponderEliminar

Si quieres regalarme una sonrisa ¡ Coméntame! Es gratis