lunes, 21 de mayo de 2012

8 capitulo de "AL FINAL DE LA COLINA"




Leonor le observaba tocar aquella melodía boquiabierta. ¿Cómo era posible que la conociera? Se había asegurado de que no fuera ninguna melodia de la que ella no hubiera escuchado hablar.
Daniel acabó de tocar y se levantó del piano para seguir chinchando a su hermana. 

-¿Dónde has aprendido esa canción?.-pregunto Leonor sin poder contenerse

Dalia se adelantó diciendo:

-No te lo dirá, un buen día la añadió a su repertorio y no suelta prenda de donde la aprendió.

-Quizás la compuso él.-dijo Leonor sabiendo que eso era imposible.

-Por respeto a esa melodía, solo puedo decir que no es una obra mía.- dijo Daniel.- Pero no diré nada más.

-En eso puedes confiar.-dijo Dalia.- Es más cabezota que yo incluso.

Leonor quería insistir más, pero entonces entró su madre en el comedor y perdió la oportunidad. Su madre tenía la habilidad aristocrática de volver cualquier conversación aburrida y banal, correcta y perfecta según sus propios parámetros. Aunque por otro lado  le vino bien para descubrir que Daniel daba clases en el conservatorio como profesor titulado y que había rechazado algunos puestos bien remunerados en el extranjero porque decía que se veía viviendo en otro lado. Los ojos de Leonor debieron mostrar alguna incredulidad de forma muy clara porque Daniel se dirigió a ella diciendo:

-No te parece bien que una quiera quedarse toda la vida en un mismo lugar.

-Opino que ver mundo, abre horizontes, muestra secretos y enriquece a uno mismo.

-Leonor…-le reprochó su madre.

-Señora Smith no reprenda a su hija, es joven.-observó Daniel.- Tiene ganas de aventura, de libertad, pero lo que no sabe es que a veces las mayores aventuras y secretos se encuentran a pocos pasos de nosotros mismos, solo que no los hemos visto o bien tardamos en hacerlo.

A su madre le gustó ese comentario al interpretarlo como una reprimenda educada contra mi rebeldía, una llamada al conformismo. Pero Leonor percibió que era todo lo contrario, la invitaba a buscar la aventura. Aquel hombre tenía un secreto que ella se moría por conocer, conocía aquella melodía, la trataba como un secreto. Daniel sonrió ante su expresión de curiosidad y Leonor decidió en aquel preciso instante que sacaría a la luz su secreto.

 CONTINUARA...

Clickando en la siguiente imagen
 encontrareis los capítulos anteriores
 



3 comentarios:

  1. Hola!
    Por casualidad he entrado en tu blog, la verdad es queme he enganchado y he estado un buen rato pora aquí leyendo tus relatos. Me encantan! Me he inscrito para seguirte.
    Yo soy aficionada a escribir, hace muy poquito he hecho un blog http://cronicasdesgroya.blogspot.com.es/
    Si te pasas ya me dirás que te parece.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Una curiosidad: ¿Daniel qué edad tiene? Lo imagino joven, al igual que su hermana, pero su forma de hablar me recuerda a un hombre mucho más maduro y mayor... Me tiene intrigada su comportamiento.
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  3. Quiero saber mas!!!!
    Me encanta enserio, escribes muy bien.
    Un beso!!

    ResponderEliminar

Si quieres regalarme una sonrisa ¡ Coméntame! Es gratis